Antes de nada, la primera acción para cualquier profesional cuyo interés sea re-posicionar su perfil es tratar de objetivizar al máximo el mismo y ajustar este análisis al sector donde quieres trabajar o dirigirte. En este caso, lo idóneo es realizar un análisis profundo del mismo donde pongas de manifiesto tus Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades, lo que es conocido coloquialmente como el análisis DAFO. Una reflexión que te servirá de base para poder entender qué aspectos de tu persona pueden ser valorados de manera positiva por las empresas potenciales de contratación y aquellos que deberían ser reforzados de cara a mejorar la empleabilidad. Una vez realizado este ejercicio, es necesario ponerse en marcha con una serie de acciones y propósitos.

Pasos para construir tu marca personal

Desarrolla listas target o de objetivos, define primero a qué sectores dirigirte, después en qué roles aportas experiencia y en cuáles quieres trabajar o desarrollarte de cara a un futuro profesional. Una vez conseguido esto, procede a registrarte en las páginas de carrera de las empresas de tu interés ya que cualquier compañía, siempre que necesite incorporar a alguien, buscará siempre primero en su base de datos interna. Pero este ejercicio debe ser el primero de todos. Luego deberás identificar también que empresas de búsqueda o selección trabajan más en los sectores que te interesan y en los puestos que estás buscando para así regístrarte en sus diferentes webs.

Trabaja además y de manera paralela tu marca personal en las diferentes redes sociales. En el caso de Linkedin, si dominas idiomas, existe la posibilidad de incluir en tu perfil 2 idiomas, utiliza siempre una foto profesional… Ten en cuenta que Linkedin es una mega base de datos, por lo que si quieres que te encuentren, tendrás que incorporar en tu perfil palabras clave que definan tu rol o función profesional. Por ejemplo, si eres comercial, utiliza “Key Account Manager”, “KAM”, “Comercial”, “ Vendedor”, “Grandes Cuentas”… también debes identificar grupos creados por empresas de selección y búsqueda donde se puedan publicar puestos vacantes o relacionados con el sector de tu interés donde puedas unirte. Pero para ello, tienes que hacerte visible con el fin de que te puedan encontrar.

El mercado laboral

marca personal Ray Human Capital

El mercado laboral te ofrece dos posibilidades principales, trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia. La elección de cuál es la más adecuada, te corresponde únicamente a ti y estará marcada por tus intereses y tu situación económica. En cualquier caso, siempre podrás encontrar cabida en actividades por cuenta propia, pero debes exprimir al máximo las acciones de visibilidad de tu perfil, donde además de en las redes profesionales, dependiendo de tu perfil, deberás de registrarte en los diferentes portales de empleo: los hay generalistas y especializados o verticales. Tampoco hay que desdeñar algo muy importante en nuestro país, que es la utilización de tu red de contactos (networking), si la gente que conoces no sabe que estás buscando y alguien les pregunta, casi nunca facilitarán tu nombre, por lo que estás perdiendo oportunidades, en definitiva, tienes que ACTIVARTE también en la mente de las personas, no solo en internet.

Una vez que tu marca personal sea atractiva y tras todo esto, piensa que buscar un nuevo trabajo, te llevará tiempo, te llamarán por teléfono en muchas ocasiones, tendrás que acudir a entrevistas, una o varias veces en un mismo proceso de selección, por lo que selecciona bien de inicio si puede ser de tu interés el proyecto: pregunta, interésate, trata de informarte o asesorarte sobre la empresa, su cultura, sus valores, su reputación, el futuro del sector y una vez que estés en la fase final, mi recomendación es que haz esfuerzo por conocer al que va a ser tu jefe, ya que al final, el encaje personal es algo muy importante para “Ser feliz”.