La empresa ideal… ¿existe?

//La empresa ideal… ¿existe?

La empresa ideal… ¿existe?

Si tuvieras que describir tu empresa ideal ¿Qué dirías? Probablemente mencionarías que te gustaría trabajar sin una jerarquía demasiado marcada, sin demasiadas restricciones a la hora de hacer tu trabajo y que te permita poner tu “toque personal” a tus tareas, con flexibilidad de horario, un ambiente participativo, dinámico y relajado (incluso alegre), con pocas normas, que te pague bien, que te ofrezca ventajas adicionales al salario y que tenga un clima en el que se respire ilusión y donde todo el mundo tenga el compromiso de hacer evolucionar a su empresa. Con COLORES.

Pues esas empresas existen, y cada vez hay más. Se llaman Start-Ups o empresas recién nacidas. Son “bebés” empresariales que generalmente están lideradas por la/s persona/s que ha tenido esa idea brillante que ha dado lugar a la puesta en marcha de una empresa. Generalmente nacen con el objetivo inicial de “empezar a andar rápidamente” e incluso a veces, quieren correr antes que andar. Y lo consiguen. Y de forma exitosa. Y en ocasiones tan exitosa, que llegan personas con capacidad inversora y visión, y las compra (y pagando sumas generosas). Y entonces ¿Qué pasa? Pues que lo que había nacido como un proyecto de duración determinada acaba evolucionando de dos formas: 1) integrándose en una empresa mayor y pasando a ser una pieza de un gran puzle o 2) convirtiéndose en una empresa de gestión “tradicional”, casi inevitablemente.

Pero, ¿Qué pasa con esas personas que trabajaban en esas “empresas ideales”? ¿Cómo lo viven? Pues de forma similar a aquell@s que han vivido solos y de repente se ven obligados a vivir de nuevo en casa de sus padres. Cuando has sentido que tenías las mejores condiciones de trabajo posibles y de un plumazo te conviertes en aquello que habías decidido (o creías haber decidido) ser, te vuelves GRIS.

En este punto, la cuestión está en cómo asociamos los colores a las ventajas. ¿GRIS es igual a empresa tradicional y los nuevos modelos empresariales son de COLORES? Mi opinión es que no necesariamente. El “color” está en cada uno de nosotros. Podemos hacer nuestra vida profesional de colores participando más, contribuyendo, mejorando el clima, saltándonos normas (de vez en cuando y siempre que esté justificado) o viendo como una ventaja – por ejemplo- el hecho de trabajar con compañeros que son grandes profesionales, tienen ideas brillantes o tenemos la oportunidad de participar en proyectos ilusionantes y retadores. Porque sólo así nos haremos más felices, sumaremos y lograremos hacer crecer el árbol que nos cobija. Y porque no siempre es gris es aburrido y no siempre los colores son divertidos.

By | 2017-06-12T12:17:28+00:00 junio 20th, 2016|Categories: Blog|0 Comments

About the Author:

Marta Villechenous
Marta Villechenous cuenta con más de 10 años de experiencia en Consultoría de RRHH, siendo experta en búsqueda de Directivos y mandos intermedios para diferentes sectores. En la actualidad es la Directora de la Unidad de Recruitment en Ray Human Capital. Participa activamente en foros profesionales de RRHH y es miembro de varias asociaciones. Asimismo, es Coach Certificada por la Escuela Europea de Coaching.

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies