LinkedIn se ha convertido en el Rey de reyes de la búsqueda profesional, donde la herramienta ha sabido generar elementos que siempre son recomendables y que pueden diferenciarte con respecto a los demás. Actualizar tu perfil cada vez que se produzcan cambios, cuidar nuestra imagen profesional, escribir un buen titular profesional (cómo nos definimos), compartir contenidos, invitar para ampliar tu red, seguir a empresas que contratan, unirte a grupos, participar en debates o subir información son algunos de las modificaciones que podemos realizar.

Pero antes de seguir, debemos reflexionar sobre algo que hay que tener en cuenta en este momento, visto el número de usuarios activos, más de 270 millones en el mundo y más de 5 millones en España, y es el de aparecer en el mayor número de búsquedas.

Cómo diferenciarte para que te encuentren los head huntersTenemos que trabajar en nuestro perfil para dar el salto de calidad que nos permita tener más oportunidades de que nos encuentren. Para ello, identificar el nombre de la empresa, si es conocida, es muy importante, ya que suele ser un campo clave que se utiliza mucho en la búsqueda avanzada, definir tareas y responsabilidades con mucho nivel de detalle, incluir anglicismos (muy habituales en el nombre de los puestos o de las responsabilidades), indicar el nombre del sector no es menos relevante, aunque lo categoricemos, además de hacernos de grupos donde se encuentren los Headhunters facilitará el acceso a nuestro perfil.

Nuestra percepción sobre la herramienta es la falta de velocidad en la respuesta por parte del usuario, por lo que si nos encontramos en fase activa de búsqueda de empleo, incluir datos de contacto como el correo o el teléfono móvil, facilitará que nos contacten de manera eficaz y así ganar una carrera contra reloj.