Hace casi dos años que publiqué en este blog una entrada que llevaba por título  “Los que se van y no vuelven o algo así… Pasado este tiempo me doy cuenta de que la situación ha empeorado considerablemente, ¡y eso que pensábamos que peor no podíamos estar!, ¿Será el efecto de la “cuarta revolución industrial”?

No sé si es la crisis, los problemas geopolíticos y demográficos, que los partidos políticos no se ponen de acuerdo…, lo que sé es que cada vez nos cuesta más cerrar los procesos de selección. Y mucha gente dirá que con un 20% de paro, ¡resulta imposible! Y la verdad es que hay que verlo para creerlo, yo mismo a veces tampoco ni me lo creo.

En busca del candidato perfecto

Nuestros clientes nos siguen pidiendo el candidato/a que todo padre quisiéramos para nuestra hija, en mi caso: guapo, listo, expediente brillante, buena familia, y si nos ponemos más técnicos: capacidad de gestión de personas, creatividad, con pensamiento crítico (que ahora está tan de moda…) e inteligencia emocional, bilingüe y valorable otro idioma, sin olvidarnos  además de que su experiencia debería de ser en una empresa exactamente igual a la de nuestro cliente (que hagan lo mismo, así no le tengo que explicar nada) y con más de 7 años de experiencia… y todo esto por 28.000/30.000€ anuales: “del variable ya hablaremos, si se lo merece lo tendrá”.

Sin embargo, algunos ya se están dando cuenta de qué es eso de la gestión del talento, una necesidad que tenemos que empezar a saber detectar para retener a los más talentosos, ya que es y será la clave en los próximos años una para la supervivencia, y no solo en Galicia. Nos estamos dando cuenta de que el tiempo pasa y a esos jovencitos que se fueron de España les ha salido barba e incluso peinan canas. Ya no son becarios y les ha ido muy bien yéndose lejos. Algunos ya ganan 150.000 libras o dólares, y nos da pena decirles que ya nunca volverán, porque tienen “morriña”…, y eso sí, por aquí se sigue viviendo muy bien y seguimos trabajando al lado de casa, bueno, los pocos que trabajamos…

Cambios urgentes en la Gestión del Talento

Pero, ¿por qué no volverán? ¡Porque tenemos que cambiar el chip! El talento es un bien escaso, y el que lo tiene lo sabe. Son cada vez más exigentes, ellos tienen la sartén por el mango y deciden dónde y con quién va a trabajar. Pocas empresas en Galicia pueden/quieren pagarles lo que le pagan fuera y seguramente por eso seguiremos jugando en 2ª o en 3ª división. Es mi pelea diaria, queremos Cristianos Ronaldos por 30.000€ y eso “no existe”. El que te diga que marca 85 goles por temporada cobrando 30.000€/brutos, seguramente miente.

Tenemos que encontrar el equilibrio, si queremos atraer y retener a los más talentosos ambas partes tendrán que hacer sacrificios. Gallegos por el mundo ¡!! no os rindáis, seguiremos peleando para que podáis volver… 🙂