Of rights and duties … secuencia de un sentimiento

Home/Blog/Of rights and duties … secuencia de un sentimiento

Of rights and duties … secuencia de un sentimiento

Siento frustración cuando veo que mi listado de tareas pendientes y mis responsabilidades, lejos de disminuir, se incrementan por horas. Es como esos kilos que sabes que tienes que perder y que, a pesar de los esfuerzos, parece que no hay forma. Me siento como una navaja multiusos: Becario, Consultor, Jefe de proyecto y Manager. Estoy fuera de mi zona de control.

Después de varios días observando mí alrededor y mirando mi propio interior, me doy cuenta de que hemos caído en la trampa del “esclavo del s.XXI” (así es como una vez escuché que nos llamaban). Consigo frenar mi energía “speedica” 10 minutos y me doy cuenta de que acabo de incumplir un mandamiento fundamental para mí: No estoy siendo protagonista de mi vida. Me estoy comportando como una víctima de mi propia situación.

Cientos de personas experimentan esta situación diariamente y en un negocio tremendamente duro como pudiera ser el mío, esto es algo que no debes permitirte durante mucho tiempo a ti mismo o, de lo contrario, en el camino te desmotivarás. Tú eliges lo que estás dispuesto a dar de ti y lo que no. Es una cuestión de actitud y compromiso personal no de imposibilidades ni barreras que otros imponen y que tú no puedes controlar. No caigas ahí. Tu empresa puede tener mil barreras o problemas pero tú tienes la capacidad, créelo, de elegir tu actitud ante la situación que vives.

Of rights and dutiesJamás he experimentado esa sensación tan “consultoril” de vender humo o hacer cosas sin sentido o abstractas, sino todo lo contrario.  Es mi derecho luchar por lo que yo quiero y yo elijo hacer las cosas bien, con utilidad para otros y con crecimiento y reto para mí. Es mi deber cumplir con los tiempos y con lo pactado pero “el cómo” lo haga, lo controlo yo.  Yo decido poner todo lo que soy en las cosas que hago y, por tanto, es mi responsabilidad afrontar las consecuencias que de ello se deriven.

Decía Covey que existen dos formas de afrontar tu vida: centrar tus esfuerzos  en cambiar las cosas que te preocupan y que no dependen de ti o centrar tus energías en cambiar las cosas que te preocupan y sobre las cuáles sí puedes ejercer un cambio. En el primer caso, estás siendo una víctima de tu vida; en el segundo, te conviertes en protagonista de la misma. No importa cuántas cosas puedes controlar o si son más importantes o menos, lo que marca la diferencia es saber enfocarse en ellas, aunque solo sea una. Quizás ahí radique el “quid” de muchos de los problemas de frustración que experimentamos: ¿Sabemos  identificar qué forma parte de nuestro círculo de influencia y qué escapa al mismo?

Yo elijo seguir siendo protagonista de mi vida. ¡Adiós frustración!

By | 2017-06-12T12:17:40+00:00 febrero 14th, 2014|Categories: Blog|Tags: , , , |4 Comments

About the Author:

Ray Human Capital
Empresa líder en Consultoría de RRHH. Ofrecemos servicios personalizados de Assessment & Development Centre, Búsqueda y Selección además de seleccionar las Herramientas más completas para la Evaluación Online de profesionales.

4 Comments

  1. Diego Martinez febrero 17, 2014 a las 12:21 pm - Reply

    Leyendo tu post, me acordé de un aforismo que escuche hace ya un tiempo: “no es cuestión de preocuparse, sino de ocuparse”. Y si, sobretodo en nuestro negocio, la sensación de “navaja multiusos” está muy presente, lo cual considero importante para mantener una diversidad funcional que te permita dar respuesta a las necesidades del contexto. La clave está en el equilibrio. Gracias por tus palabras, y saludos,

    • Ray Human Capital
      Ray Human Capital febrero 19, 2014 a las 9:57 pm - Reply

      Gracias Diego!
      Una interesante actitud de vida. En un trabajo como el nuestro es importante dar una respuesta agil y creativa a nuestros clientes. La diversidad funcional que aporta nuestro mundillo nos nutre de aventuras y reflexiones para conseguirlo. Lo importante como bien dices es equilibrar este camino para vivirlo el maximo tiempo posible desde el protagonismo y no desde la frustracion.
      Un saludo y gracias por tu aportacion!

  2. Mercedes Iglesias febrero 18, 2014 a las 7:16 pm - Reply

    Muy buen artículo Marta!!!

    Lo importante es que ya estás en el camino para ser protagonista de tu vida, puesto que te has dado cuenta de que no lo eras y que ahora sí quieres serlo. Recuerdo haberme sentido como tú te sientes ahora y haber experimentado el cambio con mucho trabajo y mucha ilusión. Un referente en mi vida me dió los siguientes consejos que a mí me ayudaron en la transición, aquí te los dejo por si te sirven a tí o a otras personas que lean el post:

    “La preocupación paraliza”
    “Focaliza tus energias hacia lo que realmente puedas y quieras cambiar”
    “Párate a pensar”

    Consejos que a simple vista parecen sencillos y obvios, me han ayudado a relativizar las cosas y luchar por lo que realmente quiero ofrecer y conseguir tanto a nivel profesional como personal.

    Me alegro mucho por tí, porque estoy segura de que como deseas, vas a ser la protagonista de TU VIDA!

    • Ray Human Capital
      Ray Human Capital febrero 19, 2014 a las 9:50 pm - Reply

      Gracias por tus palabras Mercedes. Tal y como dices son precisamente las cosas sencillas las que nos hacen pensar. Hay un dicho que reza que las pequeñas cosas generan grandes cambios. El resto es tener el coraje y la actitud de trasladarlo en actos. Espero que ayude a muchos mas lectores!
      Gracias!

Leave A Comment