Llevo unos días dando vueltas a los trending topics de desarrollo de RRHH, pensando en qué sería más interesante compartir con vosotros esta semana. Giro la ruleta y entre las opciones salen varias: gamificación, mentoring, redes sociales…

… y la ruleta va lentamente parándose hasta situarse en gamificación. No podía ser menos después de llevar más de una semana enganchada a un juego on-line de palabras. A ojos novatos, el término suena bastante extraño (aunque ya conocido) pero mirado de cerca, es bastante familiar: el uso de la fórmula y mecánica del juego en contextos ajenos al mismo. Ni más ni menos que algo así como la versión 2.0 de la tan utilizada teoría de los juegos en formación y desarrollo.

Hashtag Gamificación

Muchas son las empresas que están utilizando desde hace unos años las ventajas  de la gamificación como herramienta de marketing y branding. Por todos son conocidos los esfuerzos y originalidad de Reebok y Nike en este sentido. Sin embargo, en materia de RRHH esta… llamémosla técnica, sigue estando poco explotada en nuestros servicios de selección, formación, desarrollo, retribución, etc.

Seguramente, como formador habrás utilizado una y mil veces elementos de juego para mejorar la motivación y el aprendizaje de tus alumnos. La gamificación te ofrece ahora una vía “e-learning” que utiliza las nuevas tecnologías y el aprendizaje colaborativo como medio para difundir y construir el aprendizaje a modo de juego.  El gran reto es pensar bien una estrategia de uso de estas posibilidades y construir un servicio más ágil en dispositivos móviles. Oh my blog!

Oh my blog!

Algunas empresas nacionales ya están invirtiendo en estas técnicas. No obstante, se me ocurren miles de aplicaciones adicionales de la gamificación para diversos problemas que afrontamos los profesionales de RRHH: crear compromiso con una nueva cultura o construirla, retribuir o incentivar las ventas a través de estas técnicas, atraer y seleccionar talento de un modo original, desarrollar mentores, gestionar el conocimiento interno, hacer comunicaciones internas de mayor impacto… ¡en fin!

El horizonte solo está en nuestra mente. Quizás la gran pregunta sea “¿Cómo podemos explotar mejor la gamificación en nuestro día a día de RRHH?”. Algunas empresas nacionales ya están invirtiendo en estas técnicas como medio para asegurarse el talento en la nueva batalla que viviremos tras la crisis.

¿Y tú? ¿En qué estás actualmente utilizando la gamificación?