Resiliencia: ¿Cómo volver a la normalidad?

Home/Blog/Resiliencia: ¿Cómo volver a la normalidad?

Resiliencia: ¿Cómo volver a la normalidad?

¿Y qué significa  este término tan extraño  que está tan de moda en Recursos Humanos? Es un término derivado del latín (del verbo resilire: “saltar hacia atrás, rebotar”) que significa volver a la normalidad. Hace poco hablando con mi pareja trataba de explicarle su significado y aterrizar al máximo el concepto en algo claro, tangible y medible dentro del ámbito de los Recursos Humanos. Él que es ingeniero me comentaba que ese término en su campo lo utilizan muy habitualmente cuando hablan de la versatilidad que tiene un material para adaptarse a diferente tipo de presiones, características de los materiales que soportan, así como su resistencia a factores ambientales externos e internos que están en contacto con ese material.

La resiliencia en los Recursos Humanos

Si trasladamos esta definición a Recursos Humanos, el concepto  en sí puede ser en definitiva eso, es decir, la capacidad que tiene una persona para mostrarse resistente frente a situaciones adversas, su capacidad para adaptarse -nunca de resignarse- a las nuevas circunstancias y perseguir y focalizarse en el objetivo que se ha propuesto con la máxima tenacidad, utilizando sus habilidades más innatas que son, sin duda, las valiosas,con la seguridad y amor propio de que alcanzará aquello que se ha propuesto.

Ya en los últimos Assessment Centers en el que he participado de un cliente anglosajón, en el que hemos evaluado a candidatos externos para incorporarse a su organización en España, la resiliencia ha sido una de  las competencias críticas para saber si el candidato encajaba o no en el perfil de éxito que ellos requerían.

Es una competencia que considero de inestimable valor y que además creo que engloba en una sola palabra, algunas competencias que son hoy en día relevantes para pronosticar un  exitoso desempeño en un puesto de trabajo como son: la Flexibilidad, la capacidad para adaptarnos y Gestionar el Cambio, la habilidad para Innovar,  la Orientación al Logro o la Resistencia  a la Frustración, entre las más destacables. También son competencias que son realmente valiosas no solo en el entorno de trabajo, sino en nuestro ámbito personal y desde mi visión alguien que ya cuente con estas cualidades tiene ya gran parte del camino ganado en esto que es la vida.

Factores para trabajar la resiliencia

Aunque no hay fórmula mágica para conseguir una mayor resiliencia, hay una serie de factores que pueden ayudan a potenciarla. Uno de ellos desde mi punto de vista es conocerse bien a sí mismo, saber cuáles son nuestras fortalezas, en qué habilidades me puedo apoyar para superar con éxito situaciones críticas, qué recursos tengo tanto externos a mi persona o internos con los que puedo contar y como no, solicitar ayuda a aquellas personas de mi entorno que de manera desinteresada me la prestarán incondicionalmente.

cambios-Ray Human CapitalMuchos de nosotros si lo pensamos detenidamente, hemos sido altamente resilientes en momentos claves de nuestra experiencia vital y gracias a nuestra perseverancia y ganas de superarnos, ha tenido más fuerza esto último que la misma frustración en sí para abordarlos. Pensad en experiencias que hemos gestionado y nos hemos adaptado con maestría a un cambio importante en nuestras vidas, incluso me atrevería decir que no solo nos hemos adaptado sino que también hemos impulsado dichos cambios, sabiendo el riesgo que corríamos y el vértigo que podíamos sentir llevándolo a cabo.

También si lo pensamos, hemos vivido momentos en los que gracias a nuestra actitud positiva y constructiva, hemos tirado hacia delante, en situaciones en los que otras personas hubieran dado la batalla por perdida o nos hubieran aconsejado no hacerlo y no ser tan atrevidos. Todos estos episodios que nos pueden venir a nuestra mente, nos ha hecho sin duda alguna resilientes.

Hay algunas estrofas de la poesía de IF que considero pueden ser una buena manera de describir con pocas palabras lo que supone este concepto tan actual y que me gustaría compartir en este artículo. Dice así:

“…Si guardas en tu puesto la cabeza tranquila, cuando todo a tu lado es cabeza perdida. Si tienes en ti mismo una fe que te niegan y no desprecias nunca las dudas que ellos tengan. Si esperas en tu puesto, sin fatiga en la espera. Si alcanzas el triunfo o llega tu derrota, y a los dos impostores les tratas de igual forma. Si logras que los nervios y el corazón te asistan, aún después de su fuga, en tu cuerpo en fatiga, y se agarren contigo, cuando no quede nada, porque tú lo deseas, lo quieres y mandas…”

Seguramente alguno de los que leáis este artículo podáis reconocer momentos en los que hayáis sido así. Produce una enorme satisfacción saber que fuimos capaces de superar momentos decisivos, quizás sin contar con el equipo necesario para hacerlo, dando lo mejor de nosotros mismos.

By | 2017-06-12T12:17:40+00:00 Abril 28th, 2014|Categories: Blog|Tags: , , , |0 Comments

About the Author:

Ray Human Capital
Empresa líder en Consultoría de RRHH. Ofrecemos servicios personalizados de Assessment & Development Centre, Búsqueda y Selección además de seleccionar las Herramientas más completas para la Evaluación Online de profesionales.

Leave A Comment