Tradicionalmente las grandes ingenierías Industriales españolas, estaban centradas en el negocio nacional, como por ejemplo el mantenimiento, ampliaciones, mejoras de las Refinerías, Oleoductos, Gaseoductos, Plantas Petroquímicas, Plantas de Fertilizantes, en territorio nacional para grandes compañías.

Hace algunos años comenzaron a realizar proyectos en Latinoamérica, para la Venezolana PDVSA, en Perú, Colombia, Chile, Cuba, etc. Pero la fuerte crisis y larga duración de la misma, ha provocado que sea insuficiente esta actividad. Por ello, para mantener la cargabilidad de proyectos y estructuras, se han visto obligadas a desarrollar una fuerte actividad comercial internacional  en los últimos años cómo única vía de crecimiento de su negocio.

El esfuerzo de internacionalización de la mayoría de la Ingenierías Españolas, la líder del mercado ya lo había hecho anteriormente,  para captar negocio exterior ha empezado a recoger sus frutos y las grandes ingenierías están ganando grandes proyectos “llave en mano” en Oriente Medio en el sector del oil &gas para grandes compañías como ARAMCO, SABIC, GASCO, LUKOIL, SHELL, TOTAL, CHEVRON, KUWAIT GULF OIL COMPAN… donde se requieren los siguientes perfiles técnicos:

Ingenieros Superiores  Industriales con especialidad Mecánica o Electrónica para posiciones como:

  • Ingenieros Mecánicos de Equipos Rotativos, Equipos Estáticos, Transferencias de calor, Calderería, de Grandes Máquinas…
  • perfiles profesionales más buscadosIngenieros de Proyecto.
  • Ingenieros de Instrumentación.
  • Ingenieros de Control de Costes.
  • Ingenieros de Planificación.
  • Ingenieros de Ofertas.
  • Directores de Proyecto.
  • Ingenieros Eléctricos.
  • Ingenieros de Procesos.
  • Ingenieros de Obra Civil.
  • Jefe de Proyecto.
  • Director de Proyecto.

Obviamente con dominio de inglés, experiencia internacional en “proyectos EPC”, desarrollados fuera de España e idealmente en Oriente Medio y Latam.

Estos perfiles profesionales son escasos en el mercado laboral español, por la gran demanda que hay en este momento de los mismos, para sacar adelante todos los proyectos que se están ganando, y como consecuencia de esto nos encontramos en la “guerra del talento” tanto en su búsqueda como en su fidelización y retención, como si no hubiera ya suficiente crisis.