¿Hemos perdido la esencia del liderazgo?

¿Quién ha matado a mi líder? ¿Cómo he llegado a ser protagonista de esta “sitcom”? En un mundo de crisis y velocidad supersónica, son muchos los colaboradores y líderes, los que se plantean estas preguntas.