¡Ya estamos de vuelta!

Pues sí, se acabaron las vacaciones. Vuelta al día a día, al estrés y las prisas por hacer todo para antes de ayer. ¡Con lo bien que se estaba en la playa con la presión que siempre supone la decisión de si nos damos un baño o un paseo!