Trucos sencillos para afrontar una entrevista de trabajo

//Trucos sencillos para afrontar una entrevista de trabajo

Trucos sencillos para afrontar una entrevista de trabajo

Por esto de dedicarme al ámbito de RRHH y de la selección de profesionales, me encuentro en muchos foros donde, de manera mas o menos habitual, surgen cuestiones concretas sobre qué hacer o cómo comportarse ante la, a veces temida y/o ansiada, entrevista de trabajo.

Cuando alguien accede por primera vez al mercado laboral, o se plantea una opción de mejora en este ámbito, ha de pasar en una, dos o tres ocasiones por esta fase que no deja de ser una situación creada artificialmente para, de alguna forma inferir determinados aspectos clave que nos permitan cualificar la experiencia, motivación y características personales de un profesional.

Por todo esto, se me ocurrió resumir de manera práctica y sintética aquello que puede ayudar a cualquiera en esa situación. Son  muy sencillos:

  • Naturalidad. Ante todo hay que desenvolverse de manera natural. Es un error tratar de ser excesivamente formal con el otro, o caer en coloquialismos. Es verdad que la situación de estar siendo evaluado en un momento puntual, en lo que suele ser una hora de tu tiempo y que por el añadido de tener en frente a alguien de cierta responsabilidad, o el tener que responder a determinadas preguntas, puede resultar algo incómodo, haga que nuestro comportamiento se vea algo condicionado. No hay problema, pero lo mejor aquí es desenvolverse en dicha situación lo más naturalmente posible, dando respuestas en un tono y discurso lo más sencillo posible, a ser posible si caer en los monosílabos por respuesta, pero tampoco extendiéndonos demasiado en las mismas.
  • Presencia. La vista es lo primero que nos llama la atención y todo suma. Por eso es bueno que, al igual que haríamos en cualquier primera cita con alguien a quien queremos causar buena impresión, la cuidemos. No es necesario vestir de manera uniformada, a veces los contextos de trabajo a los que optamos no lo requieren, pero desde luego que un aseo adecuado y la mejor impresión que de uno mismo podamos dar, es fundamental.
  • Organización. Es fundamental que el que tenemos en frente perciba que nuestra cabeza y nuestros actos son coherentes y están organizados. Para eso a veces basta con repasar de manera cronológica (de adelante a atrás o a la inversa) nuestro curriculum en casa y contárselo a alguien (un amigo o alguien imaginario) como si fuera esa persona con quien nos vamos a ver. A veces, en las entrevistas queremos incidir en determinados detalles que consideramos relevantes para una posición, y puede despistarnos con facilidad en el discurso, haciendo un “role-playing” evitamos que esto nos ocurra.
  • Actitud positiva. Al igual que una buena imagen, unas “buenas vibras” son importantes en cualquier relación interpersonal que se establece. Aquí ya no hablo de mantener unas adecuadas habilidades sociales, pues eso sería un capítulo entero, sino en pensar en positivo y que ese pensamiento y ese “flow” sea el hilo conductor en nuestra conversación.
  • Interés. En una entrevista, el otro ha de interpretar con nuestras preguntas, postura corporal, capacidad de escucha, argumentación, etc… que estamos interesados en el puesto, aunque no sepamos mucho de él o nos genere cierta incertidumbre algún aspecto concreto del mismo (pues normalmente más adelante en un proceso, se suelen despejar las dudas). Siempre hay un momento para exponer de buena manera todo ello, porque desde luego que si la interpretación que el otro haga resulta ser la falta de interés, en la mayoría de los casos, no suele haber caso…
  • Seguridad en uno mismo. No se trata de ser arrogante, ni de caer en una asertividad desmedida. Hay que tener claro lo que uno puede aportar, lo que ya conoce en relación al puesto, a la compañía y el ajuste que uno puede tener a un aspecto u otro basándose en su experiencia previa, potencial, área de conocimiento o personalidad, y no callarlo…

Espero que con esto haya podido daros información interesante con la que trabajar, si alguno de vosotros tenéis ya alguna entrevista personal o estáis buscándola tener.

Como ya os he adelantado, no está de más anticipar la situación, ensayarla si es posible con alguien cercano y así poderla interiorizar para que la entrevista suponga una situación lo más cotidiana posible para vosotros. ¡Suerte!

By |2017-06-12T12:17:28+00:00junio 28th, 2016|Categories: Blog|0 Comments

About the Author:

Esther López es Licenciada en Psicología y Diplomada en Estudios Avanzados en Psicología Social por la Universidad de Granada. Realizó un Máster en RRHH por Centro de Estudios Garrigues. Posee 10 años de experiencia ejecutando y coordinando diferentes procesos de Búsqueda Directa de perfiles Directivos en todos los sectores empresariales, 9 de ellos en la Unidad de Recruitment (Executive Search, Selección, RPO´s), de Ray Human Capital.

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies